war room

War Room, la película que te enseña el poder de la oración.

War Room es una de esas películas que todo creyente debe de ver y también aquellos que no creen, y hoy entenderás las razones gracias a esta gran película tan valorada en la comunidad cristiana y en los amantes del buen cine.

Si esta película está muy valorada en la comunidad cristiana no es por casualidad, es por lo que genera, lo que ofrece y lo que enseña.

¿De qué trata War Room?

Todo comienza con una joven la cual trabaja muy duro y a su vez intenta que su marido eche una mano en casa. A primera vista es un matrimonio que puede parecer que lo tienen todo, pero… Las peleas, los enfrentamientos… cobran un protagonismo excesivo.

Aquí entra en juego una persona mayor, una de esas ancianas que cualquier se cruzaría en la calle, una mujer sabia, con experiencia, con un toque de humor y sobre todo con mucha fe.

Tal mujer hace una serie de preguntas acerca del matrimonio que comienzan a incomodar ya que como matrimonio no quieren aceptar su realidad, la realidad de que están mal.

Y aquí es donde entra la fe, aquí es donde entra el cuarto de las oraciones y donde los momentos para orar comienzan a recuperar algo que parecía perdido.

El poder de la oración

En la actualidad cuando algo está mal, cuando un matrimonio está en crisis, en un mal momento… siempre se suele ir a dos caminos:

  1. Romper con todo: Las cosas ya no funcionan, mejor pasar página puesto que parece imposible recuperar algo que lleva perdido hace mucho.
  2. Seguir por obligación: Quizás les une unos hijos, una hipoteca o simplemente una deuda… por lo que no tienen más remedio que seguir aunque son más compañeros de piso que matrimonio.

La tercera opción es una opción solo apta para gente con fe, una opción que pone en ventaja a aquellos que dentro de su corazón tienen a dios.

La opción de usar la oración para reconducir el matrimonio, recurrir a quien les unió y ante el que juraron para poder salvar aquello que una vez pareció una muy buena decisión.

Y eso es lo que te enseña esta película, una película que te enseña la importancia de saber elegir el mejor momento para orar y sobre todo que te enseña la importancia de poder contar con Dios cuando peor estás y cuando todo está perdido.

De echo te sugiero que mires esta web y aprendas a elegir los mejores momentos para tus oraciones.

Gran lección de vida y de fe para aquellos que están en un mal momento, que no saben que hacer o simplemente que quieran disfrutar de lo que se obtiene cuando sabes pedir a quien lo da todo por ti.

Deja un comentario